jueves, 1 de julio de 2010

Holanda - Brasil

HOLANDA

Stekelenburg (muy grande en Octavos), Van der Wiel, Heitinga, Mathijsen, Gio V.B., De Jong, Van Bommel, Sneijder (se habla de candidatura a Balón de Oro), Robben (¡qué temporada la suya!), Kuyt y Van "cristal de Bohemia" Persie. Aquí igual no, pero en Holanda seguro que la dicen de carrerilla. Ni siquiera el asunto Van Persie creo que vaya a alterar la alineación contra Brasil. Las opciones de Elia o Huntelaar son muy válidas pero entrarán en la segunda parte y dependiendo del devenir del choque.

Conviene no sentenciar mucho de acuerdo con lo mostrado por Holanda hasta ahora, si bien parece unánime que la entrada de Robben mejoró a los Oranje. Lo digo porque es bien cierto que Holanda aún no se ha empleado a fondo. Nunca ha tenido que ir por detrás en el marcador, o resolver al final un partido igualado, o sobreponerse a alguna contingencia del tipo una expulsión. La realidad es que sus partidos hasta ahora han sido bastante poco picantes. Ni Dinamarca, ni Japón, ni Camerún, ni Eslovaquia han exigido mucho al cuadro de Van Maarwijk (Cocu y De Boer). Ni siquiera los árbitros (ya hablaremos aquí de la tecnología en el fútbol) o el Jabulani han animado los mismos.

A medio gas, como decimos, se ha plantado Holanda en Cuartos pero, cuidado, que viene el Coco. Brasil es ultracompetitiva y sí viene de competir, por mucho que haya analistas que afirmen que también llega a medio gas. Portugal, Costa de Marfil y Chile han sido rivales de entidad que no han permitido a Dunga realizar amplias rotaciones o relajarse en ningún encuentro (ya que Corea del Norte fue el debut). Esto puede volvérsele en contra a Holanda ya que la línea que separa el descanso de la inoperancia es fina.

BRASIL

Más de lo mismo. Julio César, Maicon, Lucio, Juan, Bastos (espectacular la defensa durante todo el campeonato), G. Silva, Melo, Dani Alves (creo que su exhibición del otro día manda al banquillo a un todavía tocado Elano), Kaká, Robinho y Luis Fabiano (enormes estos dos últimos también).

Seguramente la selección más sólida hasta el momento, por encima de una Argentina menos fresca en la parte de atrás aunque indudablemente con más posibilidades arriba. Dunga ha hecho de la canarinha un equipo más ordenado tácticamente que muchos clubes, algo que le ha llevado mucho tiempo y le ha conseguido no pocos detractores. Pero, a día de hoy (y hoy es lo que cuenta, el Mundial), nadie puede criticar el oficio, la solidez y la contundencia de una Brasil que penaliza los errores con una precisión suiza. El equipo no juega bien, ni siquiera domina en largas fases del encuentro, no es estético (salvo los goles que acostumbran a firmar los diablos de arriba) y, en general, no gusta. El equipo pega, lucha, choca y finalmente golpea para matarte. Sin combinar apenas en mediocampo, con posesiones largas atrás pero muy poco fluidas. Con un Maicon que penetra por la banda como a trompicones pero para terminar siempre haciendo mucho daño al rival. Con un Robinho que ha aprendido a utilizar sus filigranas para el fin del equipo, así como a aparecer por más zonas. Con un Luis Fabiano que en el Mundial se está mostrando como un gran goleador sin olvidarse del perfecto juego de espaldas que tanto maravilla internacionalmente. Con una defensa impenetrable en muchos tramos del partido. Con un Julio César que lleva 4 partidos de vacaciones, sin poder demostrar la buena forma en la que llega. Brasil es el club de un país.

HOLANDA - BRASIL

Sinceramente, no veo por donde puede meterle mano Holanda a Brasil. Antes del Mundial todos diríamos que, en un hipotético duelo, Robben le haría cien rotos a Bastos. La realidad ahora mismo es que Bastos está cumpliendo con creces, evitando ser el agujero de esa defensa compacta que es la brasileña. Apoyado en un nivel de activación altísimo, Bastos minimiza sus carencias tácticas con una entrega superlativa. Además, no dudo en que G. Silva o Melo (o ambos) estarán constantemente caídos a esa banda para aparecer tras el primer regate del mago holandés.

De la otra parte, veo sufriendo a Gio contra Maicon, a Van der Wiel con Robinho, a Heitinga y Mathijsen con Luis Fabiano. Si bien la batalla en mediocampo me parece equilibrada, tanto en fútbol como en quite, creo que la red de los mediocentros no es ni parecida en la comparación. De este modo, Sneijder se me antoja más imprescindible que nunca para los tulipanes, que necesitarán del mejor Wesley para increpar a los brasileños.

Una vez más, el balón parado puede ser clave. Por arriba, Brasil tiene que dominar. Contra Chile, Juan controló las 2 áreas y pudiera repetirse la historia sin problemas. Sin embargo, Holanda no es Chile en la estrategia a favor. Tanto Sneijder como Robben y Van Persie tienen veneno en las faltas directas o en los centros cerrados a pierna cambiada. Imagino que en córners, Holanda jugará la baza del 2x1 a la que tanto está recurriendo España, por ejemplo.

¡Qué igualado lo veo! Y cuando hay igualdad general... ¡Qué favorita es Brasil!

Mi pronóstico:

Holanda 1 - Brasil 3

No hay comentarios: