martes, 6 de julio de 2010

Las opciones de Del Bosque

1. FERNANDO TORRES

A nadie se le escapa que está lejos de su rendimiento óptimo. Las lesiones de rodilla son complicadas y la recuperación es lenta. Seguramente el Mundial no sea el torneo más adecuado para rodar a un jugador. Sin embargo, Torres no es uno más. Por más que Villa enchufe goles, el del Liverpool es la referencia arriba, el que fija a los centrales, el 9 del equipo. En realidad, el trabajo subterráneo lo sigue haciendo, liberando a Villa de parte de la atención defensiva y mejorando al asturiano. El problema es que un jugador de la talla de Torres no se pone en el campo para trabajar para otros. Él tiene que estar ahí por su propia calidad diferencial, por su capacidad para resolver partidos. En forma, se vuelve un goleador regular dentro del área, sin necesidad de encarar desde fuera como ahora intenta tanto para encontrarse. En mi opinión, no está en óptimas condiciones y creo que España necesita un mediapunta más, centrar a Villa y controlar el partido desde el principio. A favor de Torres siempre queda la jerarquía, el gol en la Final de la Eurocopa y que puede aparecer en cualquier momento. Según comenta la Prensa en general, parece seguir siendo la primera opción para las Semifinales.

2. CESC FÁBREGAS

A mí me encanta Cesc, en el Arsenal, y me gusta de revulsivo en la Selección. Ya me pasaba con Luis Aragonés y me sigue ocurriendo con Del Bosque. Una España que sale a controlar el partido desde la posesión con tendencia a la horizontalidad ofrece al catalán un marco bastante diferente al que le propone Arsene Wenger. Es muy bueno y con tiempo podría adaptarse a ese rol de mediapunta que juega entre líneas buscando el último pase, ruptura y golpeo desde fuera. El caso es que se está acostumbrando a ejercer de revulsivo en los momentos malos y de apaciguador con el resultado a favor, saliendo siempre en segundas partes. De hecho, cuando ha aparecido de titular, no ha enamorado. Es difícil saber si es porque no se siente protagonista, porque necesita una gran actuación para destaparse, por su ubicación en el campo o por sus propios compañeros. La realidad es que Cesc tiene muchas cosas buenas pero la Selección no le ofrece el contexto más adecuado para desarrollarlas. Creo que Fábregas no termina de acostumbrarse a un ritmo cuya velocidad es menor que la de la Premier, donde el fluye a las mil maravillas. Quizás algo así le pase también a Torres, al que el balón al espacio con distancias largas para correr le viene como anillo al dedo y aquí en España no disfruta de eso.

3. FERNANDO LLORENTE

Su actuación contra Portugal sorprendió, por mucho que haya terminado muy bien su temporada en el Athletic. Hizo lo que España necesitaba sin apenas errores. Su credibilidad creció exponencialmente en esos minutos y es seguro que Vicente del Bosque tiene la confianza en él que seguramente no tuviera cuando realizó la lista. Fernando Llorente es un jugador con unas posibilidades impresionantes: juego aéreo, de espaldas, poderío físico, técnica de pies, disparo lejano, lectura del juego, buen primer toque y gol. En definitiva, un Llorente en forma es un espectáculo de jugador. Si es la mejor opción para iniciar ante Alemania es otro debate. Si bien puede complicar la vida a cualquiera, las características de los centrales alemanes les hace sentirse más cómodos con una referencia que les fija antes que con delanteros móviles que les sacan del sitio. Por otro lado, les complicaríamos la vida en el juego aéreo y ganaríamos desahogo ante la más que previsible presión alemana. Además, Llorente es un jugador que no necesita recibir un gran pase para él mismo dar otro brillante, especialmente cuando abre a bandas. El juego español ganaría, en este sentido, ya que posibilita una subida más dañina de los laterales y la incorporación de segunda línea. A pesar de tanto elogio, creo que cuando más peligroso resulta Fernando es en segundas partes, con los defensas algo más desgastados y con su propio equipo ya situado en el campo y con el tacto cogido al balón y al partido. Para mí, el claro plan B de España.

4. SILVA

Sería mi elegido. Es el más capacitado para situarse entre líneas, apoyando al mediocampo y amenazando con último pase e incluso disparo. Su entendimiento con Villa es su mejor baza, así como su espectacular actuación en la Europa League contra un Werder Bremen cuyo estilo se asemeja al de esta Selección Alemana (Mertesacker, Ozil, Marin). De este modo, Xavi retrocedería unos metros para agilizar la salida de balón, donde da su mejor fútbol, y Silva e Iniesta ejercerían de mediapuntas pudiendo moverse con libertad y alternar posiciones. Villa, a su vez, se libera de una banda donde se está mostrando productivo pero también más fatigado. Por último, contaríamos con más variantes en el banquillo: Llorente, Torres, Cesc, Pedro, Navas, Mata... ofrecen muchas posibilidades, tanto para abrir el campo como para agilizar la posesión, dormir el partido, sacar al equipo de la cueva, ganar presencia en el área, meter más gol en el campo...

Vemos como las opciones son dispares y con seguridad todas buenas. Esto es lo que tiene España. Supongo que el debate en Alemania acerca de quién va a reemplazar a Muller será más pesimista en cuanto al rendimiento que éste ofrecerá. Por nuestra parte, podemos opinar desde la tranquilidad que reportan 4 jugadores de una calidad altísima y que asumirán con profesionalidad y eficacia su papel tanto si éste es que sean titulares como si es que partan desde el banquillo.

No hay comentarios: