sábado, 3 de julio de 2010

Paraguay - España

Paraguay - España a las 20.30h en Johannesburgo. Nueva cita con la Historia (o no).

PARAGUAY

A falta de confirmar la alineación, creo que Martino volverá a variar el sistema e incluirá un cuarto mediocampista. Creo que el buen partido de Ortigoza el otro día y la no necesidad de controlar el partido (Paraguay asume que la posesión y el control del juego será español) le puede hacer ganarse un hueco en el pivote junto a Cáceres, escoltados en las bandas por Vera y Riveros. Atrás, Bonet, Da Silva, Alcaraz y Morel salvaguardarán la portería de Justo Villar. Arriba, el indiscutible Barrios ocupará delantera junto a Valdez o Santa Cruz (creo que jugará Valdez por lo que ofrece en la presión y por su mayor agresividad, a pesar de los galones que tiene Roque en el vestuario).

Partido subterráneo el que a priori planteará Paraguay, tratando de endurecerlo desde el principio esperando la condescendencia del árbitro. De la altura del listón de éste último dependerá en buena parte la resistencia guaraní y la exigencia física para el conjunto español; el desarrollo del partido, en definitiva. Paraguay tratará defender con más argumentos que la acumulación de hombres, buscando robar con superioridad en banda ya que tienen mejor salida por el costado que por la parcela central. Tanto Vera por derecha como Morel por izquierda plantean más recursos ofensivos que Riveros, Cáceres u Ortigoza por dentro. Barrios no es un jugador que baje metros para participar y Valdez, aunque sí retrocede más, no es un armador. Por lo tanto, las internadas de Morel y Vera por banda así como el balón parado son sus principales armas.

Atrás, Alcaraz y Da Silva marcarán la línea cerca de su área, evitando dejar espacios a su espalda para Torres. Sufren cuando salen y corren para atrás, se muestran fuertes en el juego aéreo y en el choque. El potencial de España en el juego interior hará que Martino quiera proteger a sus centrales haciéndoles sentir lo más cómodos posibles, y eso es situarlos cerca del portero. Dos inconvenientes principales ante este planteamiento: 1) corres el riesgo de que España te encierre y eso siempre es peligroso y 2) la distancia en fase ofensiva es demasiado extensa cuando no cuentas con contragolpeadores rápidos arriba, facilitando la presión arriba del rival y el robo en zonas mortales.

ESPAÑA

Casillas, Ramos, Piqué, Puyol, Capdevilla, Busquets, Alonso (atención, apercibido de sanción), Xavi, Iniesta, Villa y Torres. Equipazo impresionante que, en teoría, debería ser suficiente para ganar a esta Paraguay.

En otro artículo, yo mismo apuntaba la posibilidad de meter otro mediocampista en detrimento de Torres. El delantero del Liverpool no está fino aún y con este 1-4-3-3 hay 2 lecturas principales: 1) España controla la posesión pero no el ritmo (firmando, por ejemplo, una primera parte realmente floja contra Portugal) y 2) Villa se está mostrando incisivo desde el extremo izquierdo pero, cuidado, se desgasta más de la cuenta en otras tareas que no son el gol y eso es hacer peligrar la gran efectividad que viene demostrando.

Posesión con verticalidad debería ser el objetivo. Las ocasiones vendrán por inercia. Desequilibrio en zona izquierda con Villa, en zona derecha Ramos tiene que aprovechar el espacio que abren las diagonales de Iniesta. Por el centro, lo de siempre: Xavi amenazando con pase interior en combinación con Iniesta, Xabi Alonso soltándose para intentar disparo lejano, Villa lanzando el desmarque en diagonal y Torres habilitando el juego de paredes con un ojo puesto en la espalda de los centrales. La realidad es que la capacidad de pase de España en mediocampo, así como la facilidad de casi todos sus jugadores ofensivos para jugar a un toque, generan un abanico de alternativas que tácticamente es muy difícil de controlar por el rival. Si habláramos de fútbol de clubes, las sensaciones son diferentes ya que hay más tiempo para estudiarse y trabajar. En el caso de las selecciones, el trabajo táctico es más complicado de implantar y la fragilidad defensiva es mayor. Sin ir más lejos, Brasil venía mostrándose como un equipo sumamente sólido atrás pero fue capaz de cometer dos errores de bulto que la han sacado del Mundial. En clubes, situaciones como la de ayer se dan porque el número de partidos es más grande pero la proporción de accidentes como el de ayer es, sin duda, menor.

El buen momento de Villa, el hambre de Torres, la recuperación de Xavi e Iniesta, la creciente compenetración entre Busquets y Alonso, un más que solvente Ramos y la creencia en el plan B (Llorente, Cesc, Silva, Navas, Pedro, Mata) son argumentos de evidente favoritismo.

PARAGUAY - ESPAÑA

Tiene que ganar España. No me gusta aplicar los porcentajes en el fútbol pero, en este caso, la probabilidad de éxito para Paraguay es muy pequeña. Como ya dije en la previa de Portugal, España no puede dejar escapar una oportunidad única de pasar a Semifinales y meterse en la recta final de este Mundial que está abocado a proclamar un campeón inédito. No veo por donde le puede meter mano Paraguay a España, aunque visto lo visto ayer... lo mejor será no apostar. Tal vez una salida de inicio muy agresiva por parte de los paraguayos que diera el fruto de un gol tempranero, una expulsión que cambiara los planes, un mal día del mediocampo español (ya pasó con EEUU en la Copa Confederaciones) o un rigor defensivo excelente. Hablamos, en cualquier caso, de excepcionalidades.

Yo sólo espero que la selección española viera ayer los 2 partidos, haya tomado nota y que hoy se conjure para no dar pie a una nueva sorpresa en este loco Mundial.

Mi pronóstico:

Paraguay 0 - España 2

No hay comentarios: