martes, 6 de julio de 2010

Previa del Uruguay - Holanda

A las 20.30, primera Semifinal del Mundial de Sudáfrica 2010: Uruguay - Holanda. Casi nada.

URUGUAY

Es ineludible hablar de las bajas. Suárez, la más importante, Fucile y, salvo sorpresa, Lugano. Ausencias muy sensibles en una Uruguay que no va especialmente sobrada y va a echarles de menos casi con total seguridad. El equipo pierde mucho gol y, sobretodo, jerarquía atrás. Lugano no sólo es el capitán de los charrúas sino también el líder de la zaga.

Volverá Godín al centro de la defensa para hacer pareja con Victorino, acompañados en los laterales por Pereira y, según afirman los medios, Cáceres en lugar de Fucile. Ojo al emparejamiento Robben - Cáceres, muy del estilo del que ya vimos con Bastos. La agresividad y el acierto en el marcaje del uruguayo puede condicionar el ataque holandés, para bien o para mal. Además, si Robben se sale un poco de su estilo habitual y, en lugar de recibir casi siempre al pie, tira el desmarque al espacio, creo que la defensa de Uruguay se va a tener que volcar en ese costado y el oportunismo de Kuyt y la clarividencia en últimos metros de Sneijder pueden condenarles.

El mediocampo seguirá sin creatividad y continuará con la misión de destruir la construcción oranje y de acometer las coberturas y superioridades con sus laterales. En este sentido, espero continuos 2x1 e incluso 3x1 contra Robben, así como un fuerte cierre de filas ante Sneijder.

Al salir Suárez del 11, el dibujo quedaría como un 1-4-4-2. Habrá que ver quién será el acompañante de Forlán (Cavani, en principio) y si éste abandonará sus funciones de mediapunta para desgastarse menos y aparecer únicamente en zonas de peligro. Yo creo que Tabárez le pedirá que baje a sujetar el balón y así permitir que el equipo salga para luego abrir a bandas y aparecer por zona central, buscando un remate que, en el caso de Diego Forlán, tiene un radio de acción de unos 30 metros, lo que dificulta mucho su marcaje.

HOLANDA

Las bajas de Van der Wiel y De Jong son más importantes por la falta de un recambio de garantías que por su influencia en el juego holandés. Si Mathijsen se recupera, Heitinga caería al lateral y Ooijer sería central. De no ser así, Boulahrouz sería el elegido para completar la línea de cuatro.

En el mediocentro, dudas entre Schaars o De Zeeuw para sustituir al del Manchester City. Uno de ellos acompañará a Van Bommel (buen partido suyo contra Brasil) en la medular. Por delante de ellos, Sneijder, el armador del juego de ataque tulipán. Tiene a Robben como referencia para asociarse pero destaca una virtud que no es fácil de ver hoy en día en el fútbol: no desatiende a ningún compañero, alternando bastante bien las vías de entrada buscando que ningún jugador se desenchufe del partido. Así, Kuyt y Van Persie no dejan de ser una amenaza ya que participan activamente en muchas jugadas.

Arriba, Kuyt, Van Persie y Robben. La movilidad de los dos primeros es clave a la hora de desgastar defensas, abrir huecos a la segunda línea y llegar libres a zona de remate. Su calidad, además, permite que las defensas no puedan cerrarse en Robben porque entonces el partido se desequilibra por ahí. Robben, por su parte, viene de firmar su mejor temporada en el Bayern Munich. Influencia capital en el pase a Semifinales, buscará percutir por banda derecha a Uruguay siempre que le llegue el balón. Su principal cualidad es la constancia, ya que no se amedrenta nunca e intenta el desborde continuamente.

URUGUAY - HOLANDA

Holanda es favorita, qué duda cabe. Llega con mejores resultados, mejores sensaciones y viene de cargarse al máximo favorito. Uruguay, sin embargo, trae la suerte. El desenlace de su partido contra Ghana lleva a pensar si gastaron allí toda su fortuna o si Dios les seguirá acompañando en este tramo final. En mi opinión, Uruguay tiene que plantear un partido similar al que ya hicieran Paraguay o Chile contra España. Agresividad con defensa adelantada provocando imprecisión en el rival y salida rápida sin muchos metros por delante. La premisa es que Forlán no se pierda en otras tareas que no sean generar gol.

A Holanda le conviene un partido alejado de la intensidad donde jugadores fríos como Robben o Van Persie puedan decidir en un chispazo. El juego brusco les saca del partido ya que hablamos de jugadores físicamente frágiles, que rehuyen el contacto y son susceptibles de irse del plan en esta tendencia. El listón del árbitro va a ser importante ya que Holanda sólo tiene un pegador experto, Van Bommel, mientras que en Uruguay todo el centro del campo está acostumbrado a rascar.

En el manejo de los detalles, Holanda es superior. Sin embargo, si el partido se acerca a su fin con marcador incierto, el favoritismo puede pesarle y Uruguay tendrá su ocasión se plantarse en una Final muchos años después.

Siempre es complicado pronosticar, pero ahí voy:

Uruguay 1 - Holanda 3

2 comentarios:

Dany dijo...

grandiiiiiiiii marquitos!!!!! va ganar holanda si o si aunque cuidadin con uruguay!!!

Marcos dijo...

"Va a ganar Holanda si o si aunque cuidadin con uruguay" jajajaja. Vaya manera de asegurar un pronóstico...